Caracoles a la llauna

Portada de los caracoles a la llauna
El caracol es un producto exquisito con el que se pueden preparar infinidad de recetas. De todas ellas, los caracoles a la llauna destaca especialmente por su característico e inconfundible sabor a coñac.
Por Natán Fontanals
29 de noviembre de 2021
Cocina española tradicional Recetas de cocina catalana

Podemos encontrar platos típicos en cualquiera de los rincones del territorio español, recetas propias, con personalidad y con los más diversos ingredientes, como por ejemplo, los caracoles. Podemos preparar caracoles de muchas maneras, como es el caso de los caracoles a la madrileña o los caracoles a la montañesa. Hoy traemos una opción más de preparación, los caracoles a la llauna, una receta típica de Cataluña. La acompañaremos con un alioli casero, que lleva solo ajo y aceite, con el que conseguiremos darle más carácter a los caracoles.

Antes de preparar esta receta, debemos tener en cuenta una serie de aspectos.

¿Qué variedad de caracol escoger para cocinar?

Existen muchas variedades de caracol según sus formas y tamaños. Los hay de pequeño tamaño como el Cepaea nemoralis o de gran tamaño como el Helix pomatia, que por cierto es uno de los más apreciados en la gastronomía, por su sabor y tamaño. Sin embargo, el que se utiliza habitualmente en esta receta es el caracol Helix aspersa (bover) que se cría en granjas distribuidas por toda España, especialmente por Cataluña y Aragón. Son de tamaño mediano, con lo que conseguiremos que su interior sea carnoso y sabroso.

¿Cómo limpiar los caracoles?

Todo lo que proviene de la tierra, antes de consumirlo, hay que limpiarlo y los caracoles no se libran en este aspecto. Así que es importante tener en cuenta lavar muy bien los caracoles antes de cocinarlos. Estos contienen baba y si no los limpiamos bien, al cocinarlos, formarán una espuma que resultará desagradable en el plato. Pues bien, un truco para lavarlos bien es el siguiente: colocar los caracoles en la pila, añadir un buen puñado de sal por encima y remover con la mano, con esta acción irán expulsando la baba. A continuación solo será necesario enjuagarlos con agua. Será necesario realizar este proceso como mínimo 3 veces seguidas. Con esto nos aseguraremos de quitarles todas las impurezas que pudieran tener en su concha y que también puedan expulsar gran cantidad de su baba interior.

¿Qué utensilios utilizar para preparar caracoles?

Para preparar caracoles en el horno, el primer utensilio indispensable es una bandeja de horno. Sirve cualquier bandeja ya que eso no cambiará ni el sabor, ni la duración de la cocción. Sin embargo, para vivir vivir realmente la experiencia de hacer unos auténticos caracoles a la llauna, como muy bien indica el nombre de la receta, necesitaremos conseguir una bandeja denominada llauna. Es una bandeja cuadrada de metal con los bordes elevados y con 2 asas. Con estos bordes, conseguimos que los caracoles no se muevan y puedan caerse. Esta llauna puede utilizarse también para preparar otras recetas, de hecho, es muy común utilizar este tipo de bandejas para preparar arroces secos.

Otro utensilio que no puede faltar, ya que sin él resultará muy difícil comer los caracoles, es el palillo. Gracias a él podremos acceder a la carne del interior y sacarla sin problemas.

¡Seguro que todos estos consejos resultarán de utilidad para preparar unos deliciosos caracoles a la llauna! Ahora solo hace falta ponerlos en práctica con el siguiente paso a paso.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos
  • Raciones: 4
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: catalana
  • Calorías por ración (kcal): 386

Ingredientes de los caracoles a la llauna para 4 personas

  • 1 kg de caracoles
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 40 ml de coñac
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • 100 g de alioli (para acompañar)
Ingredientes de los caracoles a la llanura

Cómo hacer caracoles a la llauna

Lavamos muy bien los caracoles. Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Los caracoles lavados de los caracoles a la llanura

En la bandeja de horno extendemos una fina capa de sal.

La bandeja de horno de los caracoles a la llauna con una fina capa de sal

Encima de esta capa de sal, colocamos los caracoles boca arriba y de forma ordenada.

Los caracoles de la llauna puestos en la bandeja de horno

Una vez colocados, echamos sal por encima y pimienta molida. Es aconsejable no quedarse corto de sal ya que de lo contrario, los caracoles quedarán muy insípidos.

Echando sal y pimienta en los caracoles a la llauna

Echamos aceite de oliva virgen extra generosamente sobre los caracoles y añadimos 40 ml de coñac. Horneamos durante 25 minutos.

Echando el aceite de oliva virgen extra en los caracoles a la llaunaEchando el coñac en los caracoles a la llauna

Picamos 2 dientes de ajo, un poco de perejil fresco y los esparcimos por encima de los caracoles.

El ajo y perejil picados encima de los caracoles a la llauna

Horneamos 5 minutos más. Cuando estén listos solo faltará acompañarlos de un buen alioli. ¡Buen provecho!

Foto final de los caracoles a la llauna

Resumen fácil de preparación

  1. Lavamos los caracoles y precalentamos el horno a 180 °C
  2. Extendemos una fina capa de sal en la bandeja de horno
  3. Colocamos los caracoles boca arriba y de manera ordenada
  4. Echamos sal y pimienta por encima
  5. Añadimos AOVE y coñac por todos los caracoles y horneamos durante 25 minutos
  6. Picamos los dientes de ajo y el perejil, y los esparcimos por encima de los caracoles
  7. Horneamos durante 5 minutos más. Los acompañamos de alioli y ¡listos para comer!
Recetas con AOVE Recetas con ajo Recetas con pimienta negra Recetas con perejil Recetas con caracoles Recetas con brandy o coñac