Los mejores restaurantes de Cantabria

Mejores restaurantes Cantabria
Un vistazo a los considerados mejores restaurantes de Cantabria para disfrutar lol mejor de la región a la mesa. Estos son los restaurantes imprescindibles para cualquier local o visitante.
Por Héctor Hernández
08 de julio de 2024

Te presentamos los 15 restaurantes imprescindibles de Cantabria, donde disfrutar de la cocina tradicional y vanguardista y de los mejores productos de la despensa local. Toma buena nota porque estas son las mesas que no te puedes perder en la región.

Agua Salada, Santander

Otro de los restaurantes cántabros reconocidos con un Bib Gourmand y recomendado en la última Guía Repsol es de Carlos García y Pilar Montiel, pareja profesional y personal. Agua Salada funciona como un bistró francés con una cocina tradicional y modernizada, si es necesario con notas internacionales, sin aspavientos, con moderación y acierto, y siempre partiendo de producto de temporada. Además, ofrece platillos en medias raciones que invitan a disfrutar de toda la carta en buena compañía.

Plato preparado en el restaurante cántabro Agua SaladaAgua Salada

Cadelo, Santander

La de Cadelo es una carta pensada para compartir, no muy extensa pero suficientemente atractivo como para ser un indispensable en Santander. Reconocido con otro Bib Gourmand y un solete Repsol, una de las distinciones de la empresa petrolera a restaurantes de cierto interés culinario, aquí se entremezcla producto nacional de temporada y técnicas internacionales para sorprender al comensal gracias al trabajo en cocina de Nacho Laherrán.

Cañadio, Santander

Con sede también en Madrid, el restaurante Cañadio nació en 1981 y es uno de los emblemas de la ciudad de Santander, un espacio donde disfrutar de la cocina tradicional, cántabra elaborada con criterio. Cuenta con una mención en la guía Michelin y 2 Soles Repsol. Su propietario, Paco Quirós, es también responsable de otros negocios de renombre en la restauración madrileña como La Bien Aparecida, La Primera o La Maruca, y en Santander cuenta con el Gran Café Santander.

Cenador de Amós, Villaverde de Pontones

Sin duda el mejor restaurante cántabro. No lo decimos nosotros, sino las tres estrellas Michelin y los tres soles Repsol que lucen en su puerta. Jesús Sánchez es uno de los nombres imprescindibles de la gastronomía española, uno de los 15 cocineros con tres estrellas Michelin en España, a las que sumar tres soles Repsol, una estrella verde Michelin, el Premio Nacional de Gastronomía 2022… Cenador de Amós es una garantía absoluta cuando hablamos de alta gastronomía, Marián Martínez es la encargada de la sala. La cocina de Sánchez puede disfrutarse también en Madrid, en el restaurante Amós del hotel Villa Magna. Productos autóctonos y de temporada

Mesa del mejor restaurante de Cantabria Cenador de AmósCenador de Amós

Del Oso, Cosgaya

El Hotel del Oso alberga en su interior uno de esos comedores donde disfrutar de la gastronomía cántabra más tradicional, y especialmente del cocido lebaniego, uno de los platos insignes de la zona a base de garbanzos, berza, carne de cerdo, ternera y relleno. Con una distinción Bib Gourmand de la guía Michelin y una Recomendación en la guía Repsol, situado a los pies de los Picos de Europa, un entorno natural idílico, es posible disfrutar de los platos de siempre al estilo de las abuelas en comedor rústico. La familia Rivas es la encargada de hacer sentir al comensal como en casa. Mención especial para los postres, todos caseros, incluido el arroz con leche cómo no.

El Nuevo Molino

El Nuevo Molino es un restaurante situado en la localidad de Puente Arce que desde 2009 lucía ininterrumpidamente una estrella Michelin. Sin embargo, los inspectores de la guía francesa se la quitaron en la edición 2024, lo que sin duda fue un duro golpe para todo el equipo que, no obstante, sí luce 2 soles Repsol. Este es un restaurante emblemático en Cantabria, la antigua casa del cocinero Víctor Merino, uno de los históricos de la cocina cántabra, ahora en manos Toni González y Rafael Prieto, quien tiene como reto recuperar ese brillo gracias a su cocina de mar y montaña

El Serbal, Santander

Si uno pasa por la playa de El Sardinero de Santander y quiere disfrutar de un restaurante de altos vuelos con impresionantes vistas al mar ese en El Serbal, uno de los icónicos santanderinos desde su apertura en el año 1999. Aquí se puede disfrutar de los mejores pescados del Cantábrico, carnes únicas de raza Tudanca o X, Y es que aquí se confía plenamente en la calidad del producto local, que Quique Muñoz, su actual cocinero, se encarga de ofrecer al comensal. Rafael Prieto, propietario, jefe de sala y sumiller, ofrece aquí una experiencia única por la que vale la pena desplazarse. Si se quiere disfrutar de una opción más económica Querida Mar, en los bajos del mismo edificio, es la opción ideal. Una estrella Michelin y un sol Repsol avalan la propuesta.

Hostería Calvo, Puente San Miguel

Otro de esos lugares donde disfrutar la mejor cocina cántabra hecha a base de los mejores productos de la zona sin adornos ni artificios innecesarios, y todo gracias al trabajo de su propietaria y cocinera actual María Juana Larín, responsable de que tomar las riendas del restaurante familiar y llevarlo aún más lejos si cabe gracias a la distinción Bib Gourmand que les ha otorgado la Guía Michelin. Una casa familiar de trato cercano. Son famosas sus albóndigas de calamar.

La Bicicleta, Hoznayo

¿Quién podría llamar La bicicleta a un restaurante? Evidentemente un exciclista, Eduardo Quintana. Él y Cristina Cruz, su compañera de aventuras aquí. Esta antigua casa rehabilitada del siglo XVIII se encuentra en la localidad cántabra de Hoznayo, y pese a que nació como una casa de comidas para hacer un alto en el Camino de Santiago y reponer fuerzas, su buen hacer les llevó obligatoriamente a montar todo un restaurante gastronómico que hoy en día cuenta con una estrella Michelin y un sol Repsol. También cuentan con una estrella verde Michelin que reconoce su trabajo sostenible con el medio ambiente.

La Cartería, Cartes

El nombre de La Cartería responde a la antigua actividad de la casona del siglo XVII donde se ubica el restaurante, que fue una oficina de correos y telégrafos. Ahora es el restaurante de Enrique Pérez Malagón (ganador del premio al mejor cocinero de Cantabria en 2013), quien ofrece una cocina de mercado cuidada, tradicional pero también contemporánea usando ingredientes locales y de temporada, y su pareja Noelia Sánchez, responsable de la dirección y gestión. El restaurante posee un Bib Gourmand de Michelin y 1 Sol Repsol

La Casona del Judío, Santander

Sergio Bastard es el encargado de que La Casona del Judío esté considerado entre gastrónomos como uno de los mejores restaurantes de la región. De hecho, posee una estrella Michelin, otra verde y un sol Repsol. Bastard se formó simultáneamente como abogado y cocinero: está clara cual de sus quehaceres se impuso. El mar cantábrico hace de despensa para ofrecer al comensal pescados y mariscos pasados por su prisma único y singular.

Espacio del restaurante La Casona del Judío de Sergio BastardLa Casona del Judío

Solana, Ampuero

Una estrella Michelin, dos Soles Repsol… Solana del cocinero Ignacio Solana no podría faltar en una selección como esta. Él encarna la cuarta generación de la misma familia al frente del restaurante, y junto a Inma Solana, su hermana, jefa de sala y sumiller, hace posible que todo funcione a a la perfección. El restaurante se encuentra a escasos metros del Santuario de La Bien Aparecida, la patrona de Cantabria, y se encuentra actualmente finalizando una reforma de la cocina que lo ha tenido varios meses con la persiana bajada.

Pan de Cuco, Suesa

El restaurante Pan de Cuco, abierto en 2018, se encuentra ubicado en un caserón de la localidad de Suesa y es propiedad del empresario hostelero Carlos Crespo que ya regenta otros negocios de restauración tanto en Cantabria como en Madrid. Aquí, gracias a una cocina de mercado que emplea productos regionales ha logrado que guías como la Michelin distingan el restaurante con el sello Bib Gourmand o que la Repsol lo considere restaurante Recomendado. Posee terraza, un espacio de tipo gastrobar y un comedor donde poder disfrutar largo y tenido de su carta, en la que no faltan pescados o guisos.

Prada a Tope, Treceño

Si te desplazas hasta la localidad de Treceño podrás encontrar Prada a Tope, un hotel con restaurante recientemente incluido en la Guía Michelin con una distinción Bib Gourmand, reconocimiento que distingue a los restaurantes que podríamos llamar BBB: buenos, bonitos y baratos. Esta posada y casa de comidas disfruta de un entorno incomparable en plena naturaleza y se convierte en parada obligatoria para viajeros y sobre todo gastrónomos ávidos de disfrutar de una cocina tradicional actualizada con moderación y buen tino por Víctor Nieto.

Umma, Santander

El cocinero Miguel Ángel Rodríguez, conocido como Miki Rodríguez, formado en casa de renombre como Noma, el Celler de Can Roca, Cenador de Amós o Mugaritz, convirtió el antiguo negocio de hostelería de sus padres en un restaurante de dos alturas con un espacio de barra que pretende democratizar la cocina de vanguardia y hacerla accesible y entendible para todo el mundo. Y lo ha conseguido. Desde 2017 Umma posee una distinción Bib Gourmand y un solete de Repsol y es uno de los grandes atractivos del barrio de Puertochico de Santander donde proliferan los bares y el picoteo ofreciendo su cocina cántabra con toque internacional.