Salsa arrabbiata

Presentación de la salsa arrabbiata
Anna Mayer
¿Cuántas salsas de tomate hay en la cocina italiana? No estamos seguros pero la salsa arrabbiata es sin duda una de las básicas. Con ajo y guindilla, es rápida de hacer y se presta a distintas preparaciones.
Por Anna Mayer
22 de marzo de 2021
Recetas italianas Salsas italianas

La salsa italiana arrabiata de tomate se caracteriza por tener bastante guindilla, y quizás esto explique el nombre: arrabbiata en italiano quiere decir enfadada. Es una variante de la salsa más sencilla de tomate, que sólo lleva aceite de oliva y ajo. Las guindillas irán al gusto, pero está claro que la salsa tiene que picar!

La pareja ideal de esta salsa es la pasta -larga o corta- pero se puede adaptar a platos españoles sustituyendo por ejemplo el tomate frito en un arroz a la cubana o en unas albóndigas.

En esta ocasión hemos usado passata de tomate para tener desde el principio una textura lisa pero se puede usar tomate triturado (el tiempo de cocción se alargará un poco) o tomate pelado entero en conserva. En este caso decidiremos si queremos un poco de tropezones o si pasamos la salsa por un pasapurés.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 20 minutos
  • Raciones: 4
  • Categoría: salsa
  • Tipo de cocina: italiana
  • Calorías: 125 kcal por ración

Ingredientes de la salsa arrabbiata para 4 personas

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo
  • 3 guindillas (cayena)
  • 700 ml de passata de tomate o 800 g de tomate triturado o de tomate pelado entero en conserva
  • Sal
Los ingredientes de la salsa arrabbiataAnna Mayer

Cómo hacer la salsa arrabbiata

Pelar los ajos. En una sartén calentar un par de cucharadas de aceite de oliva y añadir las guindillas y los dientes de ajo pelados y enteros. Cuando el ajo esté dorado podemos retirarlo o dejarlo y eliminarlo al final. Igualmente la guindilla podemos dejarla con el tomate o retirarla antes, según el grado de picante que deseemos.

En una sartén dorar las guindillas y los dientes de ajoAnna Mayer

Añadir el tomate y cocinar a fuego medio alto hasta que la salsa tenga una textura menos líquida. Ajustar de sal.

Añadir el tomate y cocinar a fuego medio altoAnna Mayer

Eliminar el ajo y la guindilla y, si se ha usado tomate pelado entero, pasar por el pasapurés para conseguir una textura lisa.

pasar por el pasapurés para conseguir una textura lisaAnna Mayer

Resumen fácil de preparación

  1. Dorar el ajo y la guindilla unos minutos en aceite de oliva
  2. Añadir el tomate y llevar a cocción hasta que tenga una textura más densa
  3. Eliminar el ajo y la guindilla y ajustar de sal
Recetas sin gluten Recetas de salsas Recetas con salsa de tomate frito Recetas con AOVE Recetas con ajo Recetas con guindillas, chiles y ajís