Lera, el templo cinegético de Castroverde de Campos

Luis Alberto Lera y su madre Minica Collantes en la cocina del restaurante Lera
Lera
En Castroverde de Campos, en la provincia de Zamora, encontramos el restaurante Lera, la actual casa de Luis Alberto Lera, el espacio heredero del mítico Mesón del Labrador. Un deleite para los amantes de la cinegética y la cocina castellana.
Por Toni Castillo
27 de abril de 2017

Ubicado en un pequeño pueblo de apenas tres centenares de habitantes, Castroverde de Campos, en Zamora, este restaurante es un verdadero paraíso para aquellos que más disfrutan de la caza, tanto menor como mayor. Un venerado santuario que eleva el pichón, la cría de las palomas que pueblan aquellas tierras, a la categoría más alta. Y en temporada de setas, despliega al completo su poderío.

Lera es el heredero de aquella recordada casa, Mesón del Labrador, puesta en pie hace más de cuatro décadas por Cecilio Lera y Minica Collantes. El restorán que atrajo durante tantos años a amantes de la cinegética, los guisos y los escabeches hasta este enclave de Tierra de Campos. El lugar que hizo de su tradicional pichón, por si lo anterior no fuese suficiente, un bocado de lujuria venerado más allá de sus dominios.

Exterior del restaurante LeraLera

Las claves de aquella singular fonda, esa sencillez, esa afabilidad, esa honestidad, lo son también ahora del espacio que la ha sucedido. Porque el restaurante de Luis Alberto Lera, el hijo del matrimonio, no deja de ser una continuación.

Si su padre se formó en Suiza, versándose en Italia y España, su retoño hizo lo propio acorde a su época. Pasó por la escuela del queridísimo Luis Irízar, abriéndose a las variopintas formas de entender la cocina de figuras como Abraham García, Hilario Arbelaitz y Arzak, sin olvidar lo que aprendió en casa. Con ello, abrió el primer Lera, en Toro, con un planteamiento distante al que mantiene en la actualidad. Tras cuatro años con él lo cerró y volvió a casa y, en ella, mantuvo durante unos años el mesón.

Liebre a la roya en el restaurante LeraLera

Un traslado y una transformación dieron forma al restaurante Lera actual en 2015. La vetusta casa evolucionaba para no cambiar. El espacio mantiene esos platos clásicos, que hicieron famosa a la casa y la continúan encumbrando. El pichón apenas intervenido, la perdiz, que tampoco se toca. A ellos se suman los ancestrales escabeches, que llegan en varias formas, los platos de cuchara, imperdibles, y demás guisos reflejo de una tierra recia, fría y árida. Con carácter y pasión, el que forja a sus habitantes.

Desayuno del hotel Lera en la biblioteca junto al restaurante LeraLera

Los platos que componen su carta, y aquellos del día que salen de la cocina sin que se lo espere el comensal, rebuscan en el recetario más tradicional para crecer. Luis Alberto no tiene problema en tomar lo antiguo y rejuvenecerlo con nuevas técnicas. En dejarse influenciar por corrientes foráneas y al mismo tiempo ser genuino. Sirvan como ejemplo del conglomerado la liebre a la royal; el hígado de pato fresco salteado con uvas de Corinto al sauternes; el lomo de ciervo con pasta fresca y frutas del bosque, el jabalí al vino tinto de Toro con puré de patatas, manzanas asadas y confitura de moras; los escabeches de conejo, memorables; o sus tres grandes emblemas, su variedad de setas, en temporada, la perdiz con berza y castañas y los pichones de Tierra de Campos.

Lera

Dirección

Calle de los Conquistadores Zamoranos, s/n49110 Castroverde de Campos (Zamora)

Teléfono

980664653

Web

www.restaurantelera.es

Tipo de cocina

Castellana, Creativa

Rango de precio

15€-49€